Por qué invertir en Cabo Verde

Cabo Verde, archipiélago compuesto por diez islas situado en mitad del océano atlántico, se ha consolidado como uno de los países más estables de África. Desde su independencia de Portugal en 1975, se ha afianzado como una democracia con elecciones libres y justas. El actual Gobierno es del movimiento para la Democracia (MpD), el cual estuvo en la oposición durante 15 años del Gobierno del Partido Africano de la Independencia de Cabo Verde (PAICV)

A pesar de la reducida población del país y de la limitación que supone el estar rodeado de agua, Cabo Verde registró un progreso social y económico notable entre 1990 y 2008, gracias al rápido desarrollo de resorts turísticos. Durante este período, su ingreso nacional bruto (INB) per cápita se sextuplicó siendo la única economía no extractiva en el África subsahariana que alcanzó un estado de ingreso medio de este tipo en poco tiempo.

Se prevé que el crecimiento se acerque al 4% a medio plazo, ya que la inversión extranjera directa continúa recuperándose y las expectativas de inflación siguen siendo moderadas. Se espera que el sector turístico se fortalezca gracias a las condiciones económicas en Europa, que es quien proporciona la mayoría de los ingresos por turismo del país (47% de las exportaciones totales de bienes y servicios), complementado por los recientes esfuerzos del gobierno para mejorar la competitividad del sector. Los Resorts ya en marcha y la construcción en curso nuevos hoteles en todo el archipiélago debería ayudar a crear empleos y estimular aún más el crecimiento económico.